,

El Resello Chino en la Moneda Española

El estudio del resello chino o contramarca (chopmark en inglès), en las monedas españolas, interesa a muchos amantes de la numismática y de la historia.  La información que estos símbolos transmiten es diversa, desde las marcas de los comerciantes a las verificaciones de peso y ley.

De entre las diferentes monedas reselladas a lo largo de la historia, el real de a ocho español (spanish dollar) ocupa un lugar especial, al ser la base del comercio entre China y Occidente desde finales del S. XVI hasta bien entrado el siglo XIX. El descubrimiento de América resultó imprescindible para este hecho, otorgando el predominio del mercado de la plata al imperio español, quien lo gestionó a través del Galeón de Manila, verdadero punto de unión entre Asia e Hispanoamérica, y con la intermediación de la comunidad comercial china Hua Ch’iao.

 

 

El sistema monetario de China se basó en el patrón cobre hasta el S.VIII, cuando comienza a perder su valor y es progresivamente sustituido por la plata, requerida además para el comercio exterior. Esta necesidad generó un intercambio de sus manufacturas por el metal occidental, siempre en forma de monedas, particularmente reales de a 8, y provenientes principalmente de las colonias españolas.

 

Al comienzo fueron piezas macuquinas, luego columnarias y su uso se extenderá con los “reales de a ocho de busto” de Carlos III, Carlos IV y Fernando VII.

 

Su éxito llegaría hasta el extremo de ser implementados también en el comercio indio, japonés, indonesio e indochino. A partir de entonces toda compañía occidental interesada en el comercio oriental deberá contar con moneda española de plata para realizar las transacciones.

La adopción de la moneda extranjera dentro del propio sistema chino se realizó por medio de una técnica ya utilizada previamente, el resellado. Existieron múltiples marcas (punzonadas, geométricas, figurativas), siendo las más importantes aquellas destinadas a verificar el peso y ley de las piezas, que aportaban confianza y agilizaban los tratos comerciales. También es habitual encontrar apellidos de importantes marcas comerciales, algo que fue emulado por entidades de menor rango, como seña de prestigio y que generó un sinfín de contramarcas, muchas aún no identificadas.

 

Dependiendo del lugar en que se situasen los resellos, incluido el canto, su significado variaba, pudiendo complementarse entre ellos para indicar aspectos técnicos de las piezas, como la propiedad, regiones o fechas.

Resulta especialmente raro encontrar el resellado en piezas de divisores menores o de oro.

Con la pérdida de las colonias españolas en América comenzarán a usarse en China y el resto del sureste asiático otras monedas extranjeras de plata, tanto americanas como europeas, igualmente reselladas, en lugar de las piezas españolas. En 1889 hará aparición el Yuan, aunque aún tardará en ser la moneda hegemónica en China, pues en sus primeros tiempos apenas va a representar la mitad del dinero en circulación por lo que aún seguirán utilizándose piezas de plata reselladas.

 

 

Les recordamos que en Numismática Mayor 25 compramos y vendemos todo tipo de monedas reselladas, monedas numismáticas y monedas de oro, bien sean de inversión o de colección y que estaremos encantados de valorarle aquellas monedas de oro que estén pensando en vender.

¡No duden en contactarnos!

Recuerden que nuestras tasaciones las hacemos aquí en nuestra tienda de la calle Mayor y que son totalmente gratuitas.

¡Hasta la próxima!