Los bullions de oro europeos

Los bullion de oro europeos, Austria y Reino Unido, compiten contra los del resto del mundo.

En anteriores artículos hemos contemplado el desarrollo de algunos de los más fuertes bullion o monedas de inversión de oro que dominan algunos de los mercados internacionales. Recordemos recientemente los espacios dedicados en este Blog de noticias de Numismática Mayor 25 a los bullion que se emiten en América: Centenario mexicano, American Gold Eagle y American Buffalo estadounidenses y Maple Leaf canadiense. Ahora le toca el turno a los bullion europeos: Soberano y Britannia de Reino Unido y Filarmónica de Austria.

 

El “Sovereing” británico de la Royal Mint hasta lo portaba James Bond cuando salía al extranjero

Como moneda de alto valor, el Soberano inglés es la pieza más antigua de cuantas se ven en el mercado, con más de doscientos años de antigüedad.

Pero realmente se hizo famoso como moneda de inversión, como valor seguro, cuando su nombre y figura comenzó a aparecer en las novelas del famoso “007” y, después, en las películas de espías de James Bond, el personaje de ficción creado por Ian Fleming. Sirva como ejemplo “Desde Rusia con Amor” film en el que Sean Cornnery recibe una maleta en cuyo fondo aparecían 50 Soberanos de oro, de los acuñados en 1953.

Este bullion, creado en 1817 por Benedetto Pistrucci, con su famoso San Jorge matando un dragón, fue también pieza fundamental en los Kits de supervivencia de los aviadores de la RAF cuando volaban sobre territorio enemigo durante la II Guerra Mundial. Estas magníficas monedas de oro podían comprar cualquier voluntad y hasta la libertad si eran capturados.

 

El nombre de «Sovereing» o Soberano proviene de la imagen del monarca Enrique VII que aparecía en los anversos de las monedas acuñadas en 1489, sentado en su trono.

Desde 1979 Royal Mint inició la acuñación de estas históricas piezas pensando en los coleccionistas y, sobre todo, en los inversores, nuevo público que las comprarían como monedas de inversión

En el anverso del Soberano de oro de 2019 figura el busto de la reina Isabel II, realizado por Jody Clark, cuyas iniciales, “JC”, aparecen en la base del mismo. Entorno a la magestuosa cabeza aparece la leyenda “Elizabeth II Dei Gra Regina Fide Def” (Isabel II, Por la Gracia de Dios, Reina y Defensora de la Fe).

Los soberanos de oro cuentan con un valor nominal de 1 libra esterlina, peso de 7,98 gramos contenido real de oro es de 7,32 gramos (un 0,2354 onza troy), espesor de 1,52 milímetros, diámetro de 22,05 milímetros y una pureza de 22 quilates, es decir 9167 milésimas.

Britannia, imagen de la supremacía inglesa en los mares

La primera vez que aparece una imagen amonedada de la diosa Britannia es en los sestercios acuñados en el año 134 d.C. a nombre del emperador Adriano. No sería hasta 1672, bajo el reinado de Carlos II, cuando se volvería a ver a la diosa en los reversos de los medios peniques de cobre.

 

La imagen icónica fue ganada para ser plasmada en las monedas de inversión en oro, de tal manera que en 1987 fue acuñada por primera vez por la Ceca británica de Llantrisant.

La versión de 1 onza troy, acuñada actualmente por la Royal Mint, cuenta con una pureza de .9999 milésimas, valor nominal de 100 libras, el diámetro de 32,69 milímetros y espesor de 2,78 milímetros.

Las Britannias de oro son las monedas de inversión de una onza más populares para los grandes inversores privados con sede en el Reino Unido, ya que están libres de impuestos.

El anverso de los bullion Britannia actuales representa la cabeza de la reina Isabel II, diseñada por Jody Clark, rodeada como siempre por la leyenda que incluye el valor nominal y la famosa frase “Elizabeth II Dei Gra Regina Fide Def” (Isabel II, Por la Gracia de Dios, Reina y Defensora de la Fe).

El reverso, obra de Philip Nathan, muestra el diseño clásico de Britannia sosteniendo el tridente con su mano derecha, mientras con la izquierda sostiene un escudo que luce las armas de la Union Jack, con una rama de olivo. El fondo, medida de seguridad, está formado por rayos solares.

La Filarmónica de Viena siempre suena bien

Es el bullion acuñado en oro más vendido en Europa y uno de los más solicitado por inversores y coleccionistas del resto de continentes desde 1989, año de su primera aparición.

Su buen hacer durante los últimos 30 años de la mano de la Münze Österreich, que ya ha cumplido 125 años de existencia, hacen de la Filarmónica una de las monedas más prestigiosa y prestigiada del mercado numismático y de los metales preciosos de inversión.

Las monedas de la Filarmónica acuñadas en oro se suman al resto de bullion adquiridos en Europa que se encuentran libres de impuestos y no llevan IVA.

Filarmonica de Viena - Compraventa Madrid Oro

 

Este bullion cuenta con la particularidad de que sus elementos decorativos de anverso y reverso no están dedicados a animales icónicos de su país emisor o personajes míticos, como el resto de monedas de inversión. En el caso austriaco, los elementos que se destacan son instrumentos musicales tan ligados a la vida vienesa en particular y austriaca en general. De ahí el nombre de Filarmónica de Viena.

El grabador Thomas Pesendorf, autor de los diseños, plasmó en el anverso diversos instrumentos de cuerda y viento. Mientras que en el reverso destaca el gran órgano que preside el Salón Dorado Musikverein, donde se celebran el famoso Concierto de Año Nuevo o el baile de debutantes.

Con un valor facial de 100 euros, mantiene su peso internacional de 1 onza troy, equivalente a 31,10 gramos, con diámetro de 37 milímetros y fino de 9999 milésimas.

Tres bullion, Soberano, Britannia y Filarmónica, que pueden tratar de tu a tu a cualquiera de las otras monedas de inversión que existen en el mercado.

Y como siempre, los profesionales numismáticos de prestigio, como es el caso de Numismática Mayor 25, les podrán asesorar y aconsejar sobre el tipo de bullion a adquirir con total seguridad y garantía. De igual manera, en Mayor 25 podrán acercarse para vender sus piezas y comprobarán como podrán obtener las mejores actualizaciones del mercado.

Una vez que han disfrutado de la tenencia y contemplación de estas maravillosas piezas puede que haya llegado el momento de venderlas y no cabe duda de que en Numismática Mayor25 encontrarán la mejor atención y los mejores precios de retorno.

¡Hasta pronto!