La verdad sobre el valor de las Pesetas

En esta ocasión hemos preparado un vídeo explicativo para seguir aportando algo de luz respecto a un controvertido asunto que viene coleando ya desde hace más de un año: el valor de las pesetas, en particular sobre las pesetas de época de Franco y del Rey Juan Carlos que aún permanecen en los cajones de nuestras casas y que tanto han dado que hablar últimamente.

Nuestro principal objetivo ahora es ayudar a dejar bien claro que esas monedas que aún guardamos en casa casi con toda probabilidad NO TIENEN NINGÚN VALOR.

Todo este “bulo” comenzó el 29 de marzo de 2017 cuando se publicó en un importante periódico de tirada nacional el artículo que dio origen a la noticia y que rápidamente se convirtió en “viral” con una enorme incidencia posterior tanto en medios escritos como en las redes sociales e incluso en televisión. El gran interés suscitado es hasta cierto punto lógico ya que venía a decir que de las viejas pesetas que casi todos conservamos en casa podríamos llegar a sacar un auténtico “pastón”, hasta 20,000 euros por alguna de ellas.

La pregunta entonces es: ¿Es esto cierto?  la respuesta es NO!, ESTO NO ES CIERTO.

La noticia solo resulta cierta para un reducidísimo número de monedas, de tiradas muy especiales , y que no se han descrito convenientemente en la tan traída noticia. Desde Numismática Mayor 25 queremos mostraros algunas de estas piezas supuestamente valiosas, en particular de aquellas con un “valor” más significativo.

Pero antes queremos hacer una importante aclaración respecto a los años que figuran en las acuñaciones españolas.

Vamos a hacer una introducción a las “estrellas” que podemos encontrar en este tipo de monedas.

En las monedas españolas de peseta desde 1867 se ha empleado un sistema , único en el mundo numismático, para indicar el año de acuñación, grabando este en unas diminutas estrellas. Hemos de decir que todas estas monedas llevan indicados dos años, el año más visible situado en el anverso que es el año en que se aprueba la emisión de dicha moneda y los diferentes años de acuñación, que estos se graban dentro de las mencionadas estrellas generalmente situadas en el reverso. La razón de utilizar ese sistema de estrellas posiblemente sea de tipo económico ya que un mismo cuño puede ser utilizado para diferentes años con el consiguiente y sustancial ahorro. Esta particularidad de empleo de estrellas en estas monedas NUNCA SE HA MENCIONADO en las sucesivas noticias y sin embargo resulta esencial para la diferenciación de las pesetas españolas. Las estrellas generalmente son dos, en la primera van los dígitos 19 y en la segunda la década correspondiente, por ejemplo 49 si se acuñó en 1949. Solo son visibles si empleamos una lupa.

También es fundamental mencionar que las monedas de estas épocas, para que tengan interés de colección, han de estar SIN CIRCULAR. Es decir que cualquier moneda de los últimos 70-80 años, para que pueda considerarse con cierto valor, esta no debe haber circulado nunca. Si no es así ya no tendría interés, incluso si se tratase de una de las rarezas de verdad.

Por tanto y resumiendo, para que una peseta de Franco o de Juan Carlos tenga interés de colección y por tanto valor económico, esta ha de cumplir 2 condiciones a la vez, primero que no haya circulado y después que el año grabado en las estrellas sea un año raro.

Bueno, pues creo que ya podemos comenzar con el repaso de las monedas que vamos a comentar que van a ser las 4 de mayor valor del grupo de marras.

5 pesetas de Franco de 1949

1.- Y podemos comenzar con la que sería la más valiosa de todas, la de 5 pesetas de Franco de 1949, entre 10 y 20 mil euros según la noticia.

Pero la realidad es bien distinta. Estas piezas salieron a circulación en 1949 y en 1950 y son relativamente frecuentes. Sin embargo también se acuñaron unas pocas piezas con las estrellas marcadas con 1951 y 1952, en total unas 15-20 piezas, que NO salieron a circulación. Son estas pocas las que sí que pueden llegar a valer tanto dinero, pero la posibilidad de que una de esas pocas piezas haya llegado a nuestras manos es poco menos que imposible.

Podemos ver en las imágenes un ejemplo de cada uno de esos años corrientes, que son las que tenemos en casa y que pueden valer, como mucho y estando nuevas, entre 2-3 euros por pieza.

 

Peseta de 1947

2.- La segunda moneda a considerar es la peseta de 1947. Esta fue la mencionada en un conocido programa concurso de Televisión, donde tomando la noticia como buena, se afirmó que su valor rondaba los 1500 euros, así sin más, lo cual es rigurosamente incierto.

La realidad aquí nos lleva de nuevo a los años de acuñación que vienen grabados en las pequeñas estrellas. En particular para tener interés la pieza debe llevar o bien el año 19-56 ó bien el 19-50.

Y por supuesto además de tener esos años en las estrellas también han de estar sin circular. A modo de ejemplo diremos que esta pieza circulada puede valer entre 60 y 100 euros mientras que nueva superaría los 1000 euros.

 

2,50 pesetas del año 1953

3.- La tercera pieza que mencionaremos es la de 2,50 pesetas del año 1953. También esta moneda se acuñó durante varios años reflejándose en sus respectivas estrellas, pero las que son raras y se cotizan son las de años/estrellas 1968 y 1969. De nuevo hemos de mencionar que han de estar sin circular para que tengan un valor significativo y superior a 1000 euros.

 

50 céntimos de 1949

4,- La última moneda que expondremos es la de 50 céntimos de 1949, la del agujero. Aquí la que vale es la de estrellas E-51 (E en la estrella de la izquierda y 51 en la de la derecha). Se acuñaron de manera especial para la Exposición Nacional de Numismatica del año 1951. El resto de estrellas/años apenas tienen interés. Y por supuesto para llegar a valer sobre 300 euros de nuevo diremos que no debe de haber circulado.

En resumen, para que estas monedas tengan un verdadero interés han de estar primero sin circular y después, además, tener grabados en sus pequeñas estrellas los años de acuñación que sean raros. Solo así tendrán un valor significativo y las probabilidades de que alguna de estas piezas haya estado en circulación y por lo tanto en algún cajón de nuestras casas es absolutamente mínima.

Y una última e importante observación, que es referente a la picaresca, siempre presente allí donde haya algo de valor. Existen quienes mediante hábiles retoques modifican la fecha de las estrellas con la clara intención de engañar.

Un saludo muy cordial y hasta la próxima.