8 Reales Columnarios

Los 8 Reales Columnarios son monedas españolas de plata acuñadas en las Américas entre 1732 y 1772 (cuando fueron reemplazados por las monedas de busto) en las casas de la moneda de la Ciudad de México (1732 – 1772), Guatemala (1754 – 1771), Santa Fe de Bogotá (1759 y 1762), Popayán, Lima (1751 – 1772), Potosí (1767 – 1770) y Santiago (1751 – 1771), siendo en la Ciudad de México y Lima las cecas que más piezas acuñaron.

El real de a 8 es la pieza con más facial dentro de los columnarios, pero también existen columnarios de 4 reales, 2 reales, 1 real y medio real.

A este tipo de monedas de plata también se las conoce coloquialmente como “Spanish Dollar” o “Piastra Spagnola”, seguramente son las monedas españolas más coleccionadas en todo el mundo y las que más relevancia histórica han tenido.

Por ejemplo, en Estados Unidos fue moneda de curso legal hasta 1857 y la primera moneda aceptada internacionalmente. De hecho, el símbolo de dólar ($) surgió del reverso con las dos columnas y sus bandas inscritas de estas monedas españolas.

Con la llegada de estas piezas a Europa, fueron comparadas con las míticas monedas de plata que acuñaba Austria: el thaler (traducido al español como tálero).

A pesar de su fama en Europa, el tálero austriaco no tenía el reconocimiento del real de a 8 a nivel mundial, pero su nombre en francés y en inglés (thaller y daller), sirvieron para que en Estados Unidos recibiera el nombre de Spanish daller, del cual derivó posteriormente la denominación Spanish dollar, reducido luego a escuetamente a dólar.

“El Real de a ocho” llegó a ser la divisa internacional del comercio Universal.

Como ya hemos comentado anteriormente, los columnarios son de las monedas más coleccionadas en todo el mundo dentro de la numismática, esto es debido a la gran variedad de estos que nos podemos encontrar y a su peculiar diseño.

 

Detalles de la moneda:

Este tipo de piezas cuentan con un peso de 27 Grs de plata de ley de 917 milésimas y un diámetro aproximado de 39 mm.

Respecto a su diseño, en el reverso podemos observar dos globos terráqueos que personifican el nuevo y el viejo mundo, oriente y occidente, con una corona real encima. A continuación, se muestran las olas del mar que separan los mundos y a izquierda y a derecha están las columnas (de donde proviene el nombre de columnarios) que simbolizan las columnas de Hércules adornados con coronas y envuelto con el lema “Plus Ultra“, que significa “más allá“.

El revés también tiene las letras VTRAQUE VNUM, en referencia al antiguo y nuevo mundo, “Ambos son uno“, y la fecha en la parte inferior, con marcas de ceca en ambos lados.

El anverso muestra el nombre del monarca de turno, seguida por la DG HISPAN ET IND REX, es decir, “Por la gracia de Dios, Rey de España y de la Indias Occidentales “. A la izquierda nos encontramos la marca de ensayador y la denominación a la derecha. En medio vemos un gran escudo español que está adornado con una corona real encima.

Para terminar, en el borde nos encontramos con una repetición de un diseño de una hoja de laurel, difícilmente falsificable y que a menudo se utilizaba para fines de autenticación. Desde 1762 las hojas siempre apuntan en la misma dirección, anteriormente estas variaban la dirección de un lado a otro de la moneda.

La serie de columnarios más abundante es la de México. La marca de ceca es una gran “M”, con un pequeño “o” superpuesto. Este cuño fue utilizado de 1732 a 1772 y aparece dos veces en cada moneda, a cada lado de la fecha en el anverso. En 1733 se empleó una marca de ceca experimental “MX” sólo para ese año.

Por último recordar,  si tenéis alguna de estas monedas de colección y queréis conocer su valor,  en la tienda numismática Mayor 25 de Madrid os ayudaremos a realizar una tasación fiable de las piezas y en caso de querer venderlas os haremos una oferta por ellas.

¡Hasta pronto!