Emperador Roamno Tito Flavio Vespasiano

Los 12 Césares: Tito

Emperador Tito Flavio Vespasiano

Volvemos con la serie de artículos “Los Doce Césares de Roma”, en esta ocasión os presentamos a Tito, segundo Emperador de la dinastía Flavia, la cual integró los reinados de su padre, del mismo Tito y posteriormente de su hermano Domiciano.

La dinastía Flavia estuvo presente en el imperio romano entre los años 69d.C.y 96d.C..

Una vez más, le recomendamos las lecturas anteriores relativas a esta serie de artículos sobre los Doce Césares, para poder situarse adecuadamente en los antecedentes históricos.

 

Historia -Tito en Los doce Césares de Roma

Titus Flavio Sabino Vespasiano, más conocido como Tito, vivió entre los años 39d.c. – 81d.c. Ostentó el cargo de Emperador romano desde el año 79 hasta su muerte.

Hijo de Vespasiano, al que sirvió a sus órdenes en la primera Guerra de Judeo-Romana, ejerciendo el cargo de comandante militar.

De joven sirvió como tribuno militar en Gran Bretaña y Germania. En el año 67, acompañó a su padre Vespasiano en el viaje a Oriente Medio, destinado a someter a la gran rebelión judía, que había comenzado en el 66 y que hasta 73.

Tras la muerte del Emperador Nerón y el nombramiento de su padre, Tito asumió la responsabilidad de acabar con el problema de los judíos insurrectos, labor que ejerció de forma satisfactoria tras sitiar y tomar Jerusalén en el año 70. Este punto es importante en la historia ya que sus tropas saquearon y destruyeron el Templo de la ciudad en contra de sus directrices.

Este importante triunfo del Imperio Romano, se solemnizó con la construcción de un arco triunfal, el Arco de Tito.

Arco del triunfo de Tito - Roma

Durante el mandato de su Padre, Tito generó recelos entre los ciudadanos, debido a su labor como prefecto de la Guardia Pretoriana y su mala relación con la reina Berenice de Cilicia. Aun así, tras el fallecimiento de Vespasiano y su proclamación, Tito fue considerado un buen Emperador. Suetonio en sus obras y diferentes historiadores contemporáneos hacen referencia a la popularidad que adquirió este durante su gobierno.

En un principio, pueblo Romano temía que Tito se convirtiera en otro Nerón, etiqueta de la que se deshizo rápidamente demostrando que era un emperador eficaz y bondadoso. Uno de sus primeros actos fue el abolir la   “Ley de traición” alegando:

 

Ley de traición de Tito - Abolición

 

Por lo que, durante su mandato ninguno de los senadores fue ejecutado, defendiendo así la promesa de gobernar “con las manos limpias”.

Una de las tareas más importantes y recordadas durante su mandato fue su programa de edificación pública en Roma, por ejemplo, terminó el anfiteatro de Flavio, el Coliseo Romano. La enorme popularidad popularidad de Tito también se debió a su gran generosidad con las víctimas de los desastres que sufrió el Imperio durante su breve reinado, la erupción del Vesubio y destrucción de Pompeya y Herculano en el año 79 d. C. y el incendio de Roma de 80 d.c..

Aunque su corto mandato estuvo exento de conflictos de tipo militar o político, no fue así en concepto de rebeliones y conspiraciones. Terencio Máximo, fiel seguidor del reinado de Nerón, intentó sublevarse desde las ciudades de Oriente y hasta su propio hermano, según varios historiadores, conspiró en su contra, aunque el propio Tito desechó la posibilidad de ejecutarlo o desterrarlo.

Al finalizar los juegos, se dice que Tito enfermó durante un viaje a territorios de los Sabinos, a causa de unas fiebres, lo que le produjo la muerte, supuestamente en la misma finca donde falleció su padre.

Según se comenta, sus últimas palabras fueron: “sólo he cometido un error”. Tito Murió el 13 de Septiembre del año 81 y fue sucedido por su hermano.

Algunos historiadores defienden que Tito fue envenenado por su hermano, y que su muerte fue pronosticada por Apolonio de Tiana.

Fallecía así uno de los emperadores con mayor popularidad del Imperio Romano y daba paso al gobierno tirano de Domiciano.

En palabras del autor de los Doce Césares, Seutonio:

 

Seutonio - Autor de los 12 cesares

 

Acuñación de monedas durante el período de Tito

Las acuñaciones en este período son muy parecidas a los anteriores.

Se pueden dividir en:

Acuñaciones imperiales en las que podemos encontrar aureos (monedas de oro), denarios (monedas de plata), ases (monedas de cobre) y duponcios y sestercios (monedas de bronce).

Acuñaciones Provinciales en las que casi todas las emisiones se producen en cobre y bronce a excepción de algunos dracmas, tetradracmas y hemidracmas que son emitidos en plata.

Para saber más sobre las acuñaciones del Emperador Tito pueden visitar el siguiente enlace.

Acuñaciones de tito

 

Monedas de este período en nuestra tienda numismática on-line

Denario de Plata. 79-81 d.c. Tito. Roma.

Denario de plata - Tito

 

Para para cualquier tema relacionado con monedas de esta época pueden visitarnos en nuestra tienda de numismática de Madrid o llamar al número de contacto y estaremos encantados de resolverles todas las dudas.

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí, dentro de unos días publicaremos el último episodio de los “Doce Césares de Roma” con Domiciano como protagonista. ¡Hasta pronto!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.