Emperador Neron Roma

Los Doce Cesares: Nerón

Neron Emperador Romano

Volvemos con la serie de los 12 Césares de Roma, basada en hechos históricos y en una de las obras del historiador Seutonio, “La vida de los doce Césares“.

Nota: Si quieres situarte en el contexto  y antecedentes históricos, recomendamos la lectura de los capítulos anteriores en nuestra sección de noticias:

Hoy le toca el turno al emperador Nerón, Nerón Claudio Druso.

Nerón y Agripina

Historia

Nerón vivió entre los años 37 – 68 d.c., hijo del matrimonio entre  Enobarbo y Agripina (hermana de Calígula y última esposa de Claudio). Este accedió al trono a la temprana edad de 17 años, tras la muerte de Claudio, quién lo había adoptado en vida y nombrado sucesor en detrimento de su legítimo hijo “Británico “. La Guardia pretoriana, con el prefecto Burro a la cabeza, le nombró Emperador rápidamente.

Gobernó entre los años 54- 68 d.c. y fue el último emperador de la dinastía Julio – Claudia.

El mencionado prefecto y el filósofo Séneca influyeron en la etapa de gobierno de dicho Emperador, al igual que su madre, que ejercía de Emperatriz en la sombra hasta que perdió su confianza y la mandó ejecutar en el año 59 d.c. Unos años antes había hecho lo propio con su hermanastro “Británico“.

Los primeros años de gobierno se recuerdan como una de las etapas doradas de la historia de Roma, la administración pública gozaba de buena salud, el senado intervenía en los asuntos del Estado, fomentó el comercio, la diplomacia y las actividades culturales (construyó teatros, instauró competiciones atléticas y las batallas de gladiadores).

En materia militar no fue una época muy convulsa para Roma, se le reconoce la victoria contra el Impero Parto, la represión contra las revueltas de los Británicos y el establecimiento del protectorado sobre Armenia, además de sus buenas relaciones diplomáticas con Grecia.

Sin embargo el legado de Nerón no goza de mucha salud para la opinión pública, a pesar de unos primeros años para enmarcar se le recuerda como déspota, tirano y salvaje, sobretodo entre los Cristianos, ya que la persecución que recibieron durante su mandato se vio reflejada en la crucifixión de los Apóstoles San Pablo y San Pedro.

Algunos autores ponen en tela de juicio la veracidad de ciertos documentos clásicos en relación a los actos de Nerón, dada la imposibilidad de separar la ciencia ficción de la realidad de manera fiable.

A medida que avanzaba su reinado, al igual que pasó con sus antecesores, la avaricia, el deseo de poder, los placeres humanos y los desequilibrios y enfermedades mentales que castigaban a su familia se iban remarcando cada vez más. En este caso, la muerte de su madre, por petición propia, le marcó profundamente. Este hecho hay que situarlo en un contexto de desconfianza que le produjeron las actuaciones de la misma, primero en favor de su hermanastro Británico, al que mandó ejecutar, y posteriormente por la imposibilidad de casarse con Popea Sabina, amante y futura esposa, mientras Agripina estuviera con vida.

Popea Sabina, su segunda esposa, no corrió mejor suerte que su predecesora,  fue asesinada de una patada  en el vientre en uno de sus arrebatos, intentaba provocarla el aborto de esa manera y acabó por fallecer.

A partir de este momento, Nerón cambiará profundamente su forma de gobernar, convirtiendo en sistemáticas las ejecuciones, entre sus víctimas se encuentran sus tutores Séneca y Burro, más de 400 senadores ( a los que les obligaba a combatir con los gladiadores).

Otra de las actuaciones más famosas que se le atribuyen al polémico emperador se trata del incendió que tuvo lugar en Roma en el año 64 d.c., este aprovechó para reconstruir Roma a su “imagen y semejanza”, entre sus obras destacan la construcción de su gran palacio y la Domus Aurea, esto acabó con gran parte de los fondos de la administración, mientras tanto se intentaba culpar a las minorías religiosas (Cristianos) del desastre.

Otro hecho destacable durante el gobierno del Emperador Nerón fue la revuelta judía en el año 66 d.c., debido a una creciente tensión religiosa entre Griegos y Judíos, un año más tarde el Emperador envió a la zona a Tito Flavio Vespasiano, futuro Emeprador Romano, este cumplió con su cometido en el año 70 d.c.. Este hecho histórico lo veremos con más detalle durante la vida del emperador Vespasiano.

Inmerso en un gobierno déspota y extravagante, empezaron a surgir conspiraciones en contra del emperador, sofocó la primera de ellas en el año 65 d.c., haciendo ejecutar a los rebeldes, entres los que se encontraban sus amigos Séneca y Pretonio, a los que ordenó suicidarse.

Pero Nerón tenía los días contados, era más popular entre las clases bajas que entre los suyos, debido a que las multitudinarias fiestas que organizaba eran del gusto de  la plebe. Ya a finales del año 67d.c. se empezó a fraguar su derrocamiento, Vindex, gobernador de La Gallia, se plantó ante la política fiscal de Nerón, busco apoyo en Galba, gobernador de la Hispania Tarraconense. Vindex fue derrotado por las tropas del Emperador y a Galba se le declaró enemigo público.

Aunque Nerón recuperó algo de fuerza militar y moral entre los suyos, ya había perdido el favor de los senadores, los cuáles votaron a Galba como Emperador y nombraron “enemigo público” a Nerón. Este huyó de Roma, aunque acabó suicidándose cuando un soldado romano se le acercaba para apresarle, siendo, presuntamente, sus últimas palabras: “¡Qué artista muere conmigo!

Acababa de esta manera la dinastía Julio – Claudia.

Tras la muerte del Emperador, Roma salío a las calles a celebrarlo, aunque la realidad fue bien distinta, entraban en un período de Guerras Civiles denominado “Año de los cuatro Emperadores“, los cuáles trataremos en capítulos posteriores.

 

ACUÑACIONES EN ÉPOCA DE NERÓN

Podemos clasificarlas como siempre en acuñaciones Imperiales, acuñadas principalmente en Roma y Lion y bajo supervisión del Senado y en acuñaciones Provinciales.

Entre las acuñaciones imperiales tenemos piezas en oro, los aureos, en plata, los denarios y en metal, ases -cobre, dupondios y sestercios -bronce-. También se conocen tipos especiales de acuñaciones medallísticas emitidas como conmemoración de hechos o situaciones de gran relevancia.

En cuanto a las acuñaciones provinciales, podemos decir que se produjeron multitud de emisiones tanto en metal como en plata, entre ellas dracmas y tetradracmas, en prácticamente la totalidad de las provincias del Imperio, desde España hasta Siria pasando por Alejandría en Egipto y muchas otras provincias y con leyendas tanto en latín como en griego.

Monedas de Nerón

Áureo de Nerón con Agripina

 

Monedas de este período a la venta en nuestra tienda numismática online:

Denario de Plata de Nerón

¡Excelente conservación!

 

Denario de PLATA neron

 

Por último animaros como siempre a dejar vuestra opinión y comentar el artículo, si queréis más información sobre monedas de esta época podéis consultarnos por cualquier vía o acercaros por la la tienda, somos especialistas en monedas antiguas de la época, así que si sois de Madrid o pasáis en cualquier momento no dudéis en visitarnos, ¡nos encanta dialogar sobre monedas y numismática en general!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.