Los Doce Césares de Roma

Los 12 Césares

cesares romanos monedas

En esta ocasión os traemos el primero de una serie de doce artículos sobre los 12 Césares de Roma,  esperemos que os guste y nos deis vuestra opinión.

HISTORIA

*EL PASO DE REPUBLICA A IMPERIO EN ROMA*

Desde  el siglo II a.C. Roma comienza a transformarse hasta llegar a las guerras civiles, debido en gran medida a la gran extensión  del Estado Romano el cual era difícil de controlar y administrar por medio de la estructura de las ciudades-estado.

Esta transformación, hasta llegar al imperio, comienza con el expansionismo de Roma en el Mediterráneo, lo que deriva en una profunda crisis en las instituciones cuya solución es el fin de la República. Esto deriva en un fuerte poder central y de carácter personal en respuesta a la división del poder cívico y la profunda crisis que se vivía en los ámbitos sociales, militares, económicos y políticos, dando lugar a la aparición del período “imperatorial” y al posterior establecimiento del Imperio, instituyéndose la figura del Emperador o “César” como máxima figura de ostentación del poder.

La lista de los doce primeros Emperadores o “Césares” del Imperio, es la siguiente en orden cronológico:

 

  • Cayo Julio Cesar
  • Octavio Augusto
  • Tiberio Nerón
  • Cayo Calígula
  • Tiberio Claudio Druso
  • Nerón Claudio
  • Servio Sulpicio Galba
  • Saluio Otón
  • Aulio Vitelio
  • Tito Flavio Vespasiano
  • Tito Flavio
  • Tito Flavio Domiciano

La vida de estos doce primeros cesares fue recogida en la obra de Cayo Suetonio bajo el nombre de “Los doce Césares”.

*CAYO JULIO CESAR*

Cayo Julio Cesar, puso fin a la República en Roma (Roma, 100 – 44 a. C.).  Julio César pasó una juventud disipada, en la que empezó muy pronto a acercarse al partido político “popular”, al cual le unía su relación familiar con Mario. Se ganó el apoyo de la plebe subvencionando fiestas y obras públicas. Y fue acrecentando su prestigio en los diferentes cargos que ocupó: Cuestor (69 a.C.), Edil (65 a.C.), Gran Pontífice (63 a.C.), Pretor (62 a.C.) y Propretor de la Hispania Ulterior (61-60 a.C.).

De regreso a Roma, Julio César consiguió un gran éxito político al reconciliar a los dos líderes rivales, Craso y Pompeyo, a los que unió consigo mismo mediante un acuerdo privado para repartirse el poder formando un triunvirato y así oponerse a los “optimates” que dominaban el Senado (60 a.C.).

Al año siguiente, César fue elegido cónsul (59 a.C.); y las medidas que adoptó vinieron a acrecentar su popularidad: repartió lotes de tierra entre veteranos y parados, aumentó los controles sobre los gobernadores provinciales y dio publicidad a las discusiones del Senado. Pero la ambición política de César iba más allá y, buscando la base para obtener un poder personal absoluto, se hizo conceder por cinco años -del 58 al 51 a.C.- el control de varias provincias (Galia Cisalpina, Narbonense e Iliria).

El triunvirato fue fortalecido por el Convenio de Luca (56 a.C.), que aseguraba ventajas para cada uno de sus componentes; pero respondía a un equilibrio inestable, que habría de evolucionar hacia la concentración del poder en una sola mano. Craso murió durante una expedición contra los partos (53 a.C.) y la rivalidad entre César y Pompeyo no encontró freno una vez muerta Julia, la hija de aquél casada con éste (54 a.C.).

César inició una guerra civil de tres años (49-46 a.C.) en la que resultó victorioso: conquistó primero Roma e Italia, luego invadió Hispania; y finalmente se dirigió a Oriente, en donde se había refugiado Pompeyo. Persiguiendo a éste, llegó a Egipto, en donde aprovechó para intervenir en una disputa sucesoria de la familia faraónica, tomando partido en favor de Cleopatra («Guerra Alejandrina», 48-47 a.C.).

Asesinado Pompeyanos en Egipto, César prosiguió la lucha contra sus partidarios. Primero hubo de vencer al rey del Ponto, Pharnaces, en la batalla de Zela (47 a.C.), que definió con su famosa sentencia “veni, vidi, vici” («llegué, vi y vencí»); mas tarde derrotó a los últimos pompeyanos que resistían en África (batalla de Tapso, 46 a.C.) y a los propios hijos de Pompeyo en Hispania (batalla de Munda, cerca de Córdoba, 45 a.C.). Vencedor en tan larga guerra civil, César acalló a los descontentos repartiendo dádivas y recompensas durante las celebraciones que organizó en Roma por la victoria.

Una vez dueño de la situación, César acumuló cargos y honores que fortalecieran su poder personal: cónsul por diez años, prefecto de las costumbres, jefe supremo del ejército, pontífice máximo (sumo sacerdote), dictador perpetuo y emperador con derecho de transmisión hereditaria, si bien rechazó la diadema real que le ofreció Marco Antonio. El Senado fue reducido a un mero consejo del príncipe. Estableció así una dictadura militar disimulada por la apariencia de acumulación de magistraturas civiles .

En los idus de marzo del año 44 a.C. , un grupo de senadores, pertenecientes a la conspiración arriba citada, convocó a César al Foro para leerle una petición, escrita por ellos, con el fin de devolver el poder efectivo al Senado. Marco Antonio, que había tenido noticias difusas de la posibilidad del complot a través de Servilio Casca, temiendo lo peor, corrió al foro intentó parar a César en las escaleras, antes de que entrara a la reunión del Senado.

Pero el grupo de conspiradores interceptó a César justo al pasar al Teatro de Pompeyo, donde se reunía la curia romana, y lo condujo a una habitación anexa al pórtico este, donde le entregaron la petición.

Siendo el mencionado Casca el primero en atacarle con una daga, también fue atacado por Marco Junio Bruto, muy cercano a Julio Cesar, Cayo Julio Cesar fue así asesinado por el resto de senadores, y su cuerpo fue abandonado a los pies de una estatua de Pompeyo, el pueblo quedo conmocionado por su muerte, así como la decimotercera legión, la cual estaba muy unida al mismo.

El magnicidio daría comienzo a la guerra civil, en la que Octavio Augusto y Marco Antonio se disputarían el poder.

ACUÑACIONES

Julio Cesar acuño Aureos, Denarios,Quinarios y moneda provincial.

MONEDAS DE ESTE PERIODO EN NUESTRA TIENDA ELECTRONICA

*( podréis ir a la tienda y ver su precio haciendo click sobre la imagen.)

 

* Julius Caesar – 44 a.c. – Denario de Plata – escaso *

denario de plata

Leer más… 

*Marc Anthony y Cleopatra -32 a.c. – Denario de plata – raro*

denario raro

Leer más… 

*Marc Anthony – Denario de plata – Muy raro*

denario muy raro

Leer más… 

*Octavian con Marc Antonius – Denario de plata – Raro*

denarius octavian

Leer más… 

*Sextus Pompeis Magnum – 49 a.c. – escaso*

sextus pompeis

Leer más… 

*Brutus – 42 a.c. – moneda agradable*

denario brutus

Leer más… 

Para cualquier consulta relacionada con las monedas aquí expuestas o su disponibilidad pueden llamarnos a el teléfono de la tienda y se las resolveremos con mucho gusto.

Y ya sabes, sí te ha gustado el artículo o quieres comentarnos algo al respecto, puedes comentar el artículo justo debajo y compartirlo en las redes sociales, ¡así nos ayudarás a conseguir que llegue a más gente!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.