Compraventa de monedas antiguas

Los 12 Cesares: Año de los cuatro Emperadores – Acuñaciones

Coliseo Romano en Numismatica Madrid

Coliseo Romano

Encantados de estar una vez más con todos vosotros, seguimos con la serie de los Doce Césares de Roma.

En esta ocasión vamos a relatar 4 historias en una, ya que en este período que sigue a la muerte de Nerón, se dio la circunstancia de que en un tiempo muy breve gobernaron cuatro Emperadores, debido a la situación convulsa que se vivía en el Imperio. A continuación relataremos una breve historia de cada uno de ellos así como de las acuñaciones de monedas en esta época.

Si quieres ponerte en contexto y recordar la historia de los anteriores Emperadores puedes empezar recordándolo a través de los siguientes enlaces:

 

Historia

Cómo hemos comentado ya, hoy vamos a hablar del período llamado “El año de los cuatro Emperadores“, estos son Galba, Otón, Vitelio y Vespasiano. Este período se caracteriza por la Guerra Civil que se vivía en esos momentos en Roma tras la muerte de Nerón en el año 68 d.c. y se prolongó durante todo el año 69 con las distintas sucesiones de los Emperadores, hasta el definitivo nombramiento de Vespasiano a finales del citado año.

El primero de los 4 Emperadores en hacerse con el poder fue Galba.

 

Galba

Nacido en Terracina el 24 de Diciembre del 3 a.C. y falleció en Roma el 15 de Enero del 69 d.C. .

Alcanzó el consulado en el 33 d.C. y comenzó su carrera militar en las Galias, siendo elegido posteriormente por el emperador Claudio como procónsul en África. En el 60 d.C. pasó a gobernar la Tarraconense gracias a Nerón. En el año 68 d.C. Galba comenzó la rebelión contra el mismo Nerón, incitado por Cayo Julio Vindex, y aunque esta fracasó en un primer momento, a la muerte de Nerón, Galba fue nombrado su sucesor.

Proclamado emperador, y terminando así con la dinastía Julio-Claudia que gobernó durante casi un siglo, este marchó sobre Roma con el apoyo de Otón, gobernador de Lusitania, y obtuvo el reconocimiento tanto del senado como de la guardia pretoriana. Galba llegó a alcanzar una edad avanzada y sobrevivió a su mujer y a sus hijos, por lo que se vió en la obligación de nombrar a un sucesor, y este fue Julio C. Pisón.

El año 69 d.C. surgió el descontento entre las tropas de Galba al no ver materializada su recompensa tras apoyarle en su designación. Al mismo tiempo el gobernador de Germania, Vitelio, fue también designado emperador por sus tropas, mientras que Otón también ambicionaba el poder. Fue finalmente Otón el que seis días después de la designación de Pisón, tomó posesión como nuevo Augusto y utilizó el descontento en Roma para terminar con Galba. Esto ocurrió el día 15 de Enero del año 69 d.C. Galba fué asesinado en su litera del foro y Pisón se suicidó. Roma se sumió tras estos hechos en una cruenta guerra civil.

 

Otón

Segundo Emperador dentro del marco de “el año de los cuatro Emperadores“, tras la muerte de Galba ascendió al trono dónde permanecería los siguientes 3 meses.

Marco Salvio Otón había ascendido al trono debido a una serie de sobornos, entre otros a la Guardia Pretoriana, los cuales habían perdido la confianza en su antecesor. El mismo día del asesinato de Galba, Otón fue reconocido como Emperador.

Aunque en Roma fue bien recibido a pesar de su conocida codicia y ansias de poder, la sombre de Vitelio le perseguía, este último llevaba ya varios días de camino a Italia desde Germania.

Durante su corto mandato se volvieron a retomar ciertos proyectos urbanísticos de la época de Nerón como la Domus Aurea y se volvieron la levantar las estatuas en homenaje al malogrado Emperador .

El nuevo Emperador empezó a entender las dimensiones del levantamiento en Germania al leer el mismo el correo personal de Galba, donde se encontraban relatados los levantamientos de las legiones al mando de Vitelio, las cuáles se encontraban de camino hacia Italia.

Aunque en un primer momento las tropas fieles a Otón consiguieron frenar a Vitelio en Piazenza, el curso del conflicto cambiaría radicalmente en la batalla de Brediacum.

Tras una serie de malas decisiones y aun teniendo un gran ejército, Otón llegó a acuerdo con las tropas de Vitelio tas caer en una emboscada en un terreno que presentaba muchas desventajas para los suyos, y aunque su ejército seguía siéndole fiel se decidió a pactar, siendo sus últimas palabras:

“Es mucho más justo morir uno por todos que todos por uno”

Tras el discurso, Otón se retiró a su tienda a descansar, y a la mañana siguiente encontraron que se había suicidado, ejemplo que siguieron muchos de sus fieles soldados.

 

Vitelio

Aulo Vitelio Germánico ascendió al trono en Abril del año 69 d.c. y se mantuvo en el mismo hasta Diciembre del mismo año.

Al ascender al poder añadió a su nombre el cognomen honorífico de Germánico, en vez de César.

Tras su proclamación, Vitelio organizó una serie de fiestas y banquetes que llevaron la tesorería Imperial a la bancarrota. En ese momento y ante el reproche de sus acreedores se empezó a ver el carácter soberbio y cruel de Vitelio, que entre otra cosas mandó ejecutar a todo ciudadano que compartiese nombre con él ó con su heredero.

El gobierno de Vitelio se vio marcado por el conflicto de sus tropas situadas en las provincias orientales, las cuáles proclamaron Emperador a su comandante, Vespasiano.

En ese momento estalló un conflicto entre ambos que tuvo como final la aplastante derrota de Vitelo en la Segunda Batalla de Brediacum, dónde en ningún momento tuvo posibilidad de vencer a opositores e intentó abdicar sin éxito, el 22 de Diciembre de ese mismo año fue asesinado en la capital del Imperio, su cuerpo fue arrojado al Río Tíber y su cabeza paseada por las calles.

vitelio-roma-acuñaciones

 

 

Vespasiano

Tito Flavio Sabino Vespasiano fue un reputado General Romano. Entre los cargos que desempeñó para el Imperio podemos citar que fue gestor, edil y pretor en las provincias de Creta y Cirene, posteriormente durante el mandato de Claudio fue enviado a Germania desempeñando el cargo de “legado de la legión“, mismo cargo que tuvo en Britania.

Bajo el Imperio de Nerón fue procónsul en África, aunque tuvo algunos problemas internos y en algunos momentos se enemistó con el Emperador, siempre tuvo el apoyo de sus soldados. Más tarde, en el año 66 d.c., fue enviado a Oriente a ayudar en la Guerra Judía.

Allí agrandó su reputación y ostentó los cargos, primero de Emperador de Alejandría y posteriormente de todo Oriente.

Mientras, en la capital del Imperio se encontraban en Guerra civil en busca de la sucesión, un General llamado Marco Antonio Primo, partidario de Vespasiano,  derrotó en su nombre a Vitelio.

A su llegada a Roma, y tras su proclamación, el nuevo Emperador trató de sanear las finanzas públicas, y entre otras medidas llegó a gravar los urinarios públicos con impuestos.

Intentó recuperar las antiguas tradiciones romanas que habían dejado de lado los últimos Emperadores.

Tras la proclamación de Vespasiano y el asentamiento de la dinastía Flavia, se produjo una transformación en la sociedad romana debido al aumento de la influencia de los llamados “itálicos” , debido a que el propio Emperador era de origen Sabino.

Con ello se concedió el derecho de ciudadanía de muchas ciudades y provinvias del Imperio, entre otras a Hispania, que recibió el llamado “derecho latino“,. Esta fue una manera de consolidar el Impero desde dentro.

Vespasiano intentó junto con su hijo Tito, que ostentaba el mando proconsular, establecer en el Impero Romano los principios de una Monarquía hereditaria.

Durante su mandato, continuó con la conquista de Britania bajo el mando de Julio Agrícola, reparó las ruinas de Roma y empezó la construcción del Coliseo Romano.

Gobernó hasta su muerte en el año 79d.c. y su sucesor fue su hijo Tito, tal y como había pensado.

Si queréis saber más sobre este personaje de la historia de Roma os dejamos este pequeño vídeo resumen de su vida:

Acuñaciones durante el período de “los cuatro Emperadores”

Las acuñaciones en esta época fueron escasas debido a la guerra. Podemos clasificarlas en acuñaciones imperiales y en acuñaciones provinciales.

 

Acuñaciones Imperiales

Existen acuñaciones en oro (aureos), plata (denarios) y metal (ases en cobre, dupondios y sestercios ambos en bronce). Aquellas monedas en metal que fueran imperiales llevaban las siglas SC, las cuales significaban “Senatus Consulto”, lo que quería decir que habían sido aprobadas por el senado.

 

Acuñaciones Provinciales

Se dan a lo largo de casi todas las provincias del Imperios desde oriente hasta occidente pasando por Egipto y con emisiones sobre todo en cobre y bronce (diversas denominaciones) y algunas también en plata (dracmas, hemidracmas y tetradracmas).

 

Monedas de este período en nuestra web:

Galba:

Denario. Acuñada en Tarraco:

denario romano galba

 

Denario. Hispania. Acuñada en Tarraco:

denarios romanos - Galba

 

Vitelio:

Denario.Acuñada en Roma, 69d.c. ¡Muy interesante!:

Denario de plata - Vitelio

 

Vespasiano:

Denario.Acuñada en Roma:

denario romano vespasiano

Denario de plata. 69-79 d.c.:

Denario de plata vespasinao

Denario de plata. Asequible 69-79 d.c.:

Denario de plata - Vespasiano

Denario de plata. Roma. 69-79 d.c.:

Denario romano - Vespasiano

** ACTUALIZADO: La primera moneda de Vespasiano disponible en nuestra tienda online ha sido vendida, próximamente actualizaremos el link con una nueva pieza, si lo desea puede contactarnos al número de teléfono de la tienda.

 

Denario de plata, Guerras civiles.

Algunos autores lo atribuyen a Vindex, es una pieza muy rara, que no suele formar parte de las colecciones de la época.

Denario de plata de las guerras civiles

 

 

Una vez más muchas gracias por llegar hasta aquí, esperemos que hayáis aprendido mucho y pediros como siempre que si os ha gustado la información la compartáis para que pueda llegar a más gente. Si queréis añadir cualquier tipo de comentario, podéis hacerlo en la sección habilitada para ello justo debajo del artículo.

Recordar que podéis visitarnos en nuestra tienda en Madrid, podremos conversar sobre este o cualquier tema relacionado con la numismática, concretamente somos especialistas en la compraventa de monedas antiguas, así que  para cualquier consulta,  estamos a vuestra disposición. ¡Hasta pronto!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.